Profesores universitarios proponen educar las virtudes para combatir problemas escolares como el bullying y la falta de identidad

Profesores universitarios proponen educar las virtudes para combatir problemas escolares como el bullying y la falta de identidad

Josu Ahedo, profesor de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), ha propuesto en la Universidad Católica de Valencia (UCV) fomentar la creatividad y la educación de las virtudes, “que se están reduciendo al ámbito privado y no se están educando en los centros por miedo”, para combatir problemas escolares como el bullying y la falta de identidad. “Las medidas contra estas problemáticas, como fomentar la convivencia y el respeto, están bien pero son insuficientes”, ha subrayado.
Ahedo ha impartido junto con los profesores Francisco Esteban, de la Universidad de Barcelona (UB) y Juan Luis Fuentes, de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) un seminario organizado por el Instituto de Investigación en Filosofía Edith Stein de la UCV, centrado en la educación del carácter.

Así, el filósofo y politólogo ha sugerido “afrontar bien la inteligencia emocional, porque en los centros se fomenta controlar las emociones y lo conveniente es enseñar a conectar con ellas. Vivimos en una sociedad sentimental y emotivizada pero no se está trabajando bien la afectividad. Urge, pues, educar la inteligencia y la voluntad para enseñar a los jóvenes a tomar las decisiones oportunas”.

Por ello, este experto ha apelado a recuperar las virtudes aristotélicas, sobre todo, a través de las relaciones interpersonales. “Cuando Aristóteles trata la amistad propone relaciones interpersonales donde se dan el amor, la sensibilidad, la empatía con el otro y esto va más allá del compañerismo y de la tolerancia”, ha asegurado.

Finalmente, Ahedo ha lamentado que “en la educación, como en la sociedad, se busca el resultado por encima de todo, se fomenta la competitividad y se evita el sufrimiento. Educamos niños y jóvenes que no conocen el esfuerzo y que reducen las relaciones sociales a meros formalismos”.

FRANCISCO ESTEBAN: “LA UNIVERSIDAD HA DE CENTRAR LA MIRADA EN EL SENTIDO DE LA PEDAGOGÍA”

Por su parte, Francisco Esteban, profesor de la Universidad de Barcelona, ha subrayado que “un maestro que puede cambiar la vida de una persona para bien o para mal, convertir a un alumno en una persona maravillosa o hundirlo; la realidad educativa nos lo demuestra día a día”. Por ello, “la universidad ha de reorientar la mirada y centrarla no tanto en la técnica como en el sentido de la pedagogía”.

Asimismo, Esteban ha lamentado que “la universidad parece ser más un instrumento que un lugar de transformación personal. En España los graduados en Educación salen muy preparados en metodologías, nuevas tecnologías y discursos psicopedagógicos, en cómo hacer las cosas, pero no tanto en el sentido filosófico y ético de este quehacer”.

Por ello, el pedagogo y filósofo ha incidido en que la formación “no debería desatender el carácter de las personas que quieren dedicarse a la educación, puesto que un maestro puede conseguir extraordinarios resultados o provocar efectos desastrosos en su alumnado”.

“Un graduado debe salir de la Facultad dispuesto a cambiar el mundo. Sin embargo, percibimos que los estudiantes no tienen adquirido este sentido, incluso, como manifiestan algunos, que esta fuerza ética con la que entraron a estudiar Magisterio se ha ido apagando conforme avanzaban los estudios, algo que debería alertarnos”, ha asegurado Esteban.

JUAN LUIS FUENTES: “LA EDUCACIÓN DEL CARÁCTER APORTA LA ESPERANZA DE UNA NUEVA VISIÓN EDUCATIVA QUE NO SEA PURAMENTE INSTRUMENTAL”

Por su parte, Juan Luis Fuentes, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, ha disertado sobre la educación del carácter y ha afirmado que “se trata de una nueva propuesta que aporta la esperanza de una nueva visión educativa que no sea puramente instrumental, ni centrada únicamente en la dimensión social de la persona, como hace la Educación para la Ciudadanía”.

En su intervención, Fuentes ha destacado que este nuevo planteamiento trata de fomentar una educación de carácter integral que atienda a todas las dimensiones de la persona, y lo hace atendiendo a las virtudes clásicas de carácter intelectual, moral, cívicas e instrumentales”.

“Así, de esta forma se articula una educación del carácter que se denomina neo aristotélica y que está teniendo mucha repercusión en los últimos años, sobre todo en Reino Unido y en Estados Unidos”, ha añadido.

En este punto, Fuentes ha lamentado que “en España estamos muy atrás en ese punto, si que ha habido estudios de educación moral, pero en las leyes que tenemos en el sistema educativo español no aparecen los términos virtud y los términos carácter que son centrales en esta nueva propuesta”.

Sin embargo, y a pesar de las pocas investigaciones que existen en España sobre este nuevo modelo, el ponente se ha mostrado optimista y ha afirmado que “viendo las tendencias internacionales la educación del carácter será fruto de investigaciones y de acción educativa en los centros españoles en los próximos años”.