José Máximo Lledó: “En un año Tomás de Villanueva puede ser declarado Doctor de la Iglesia”

José Máximo Lledó: “En un año Tomás de Villanueva puede ser declarado Doctor de la Iglesia”

Los próximos 23, 24 y 25 de enero, la Universidad Católica de Valencia (UCV) celebrará un Congreso sobre Santo Tomás de Villanueva. Su director, José Máximo Lledó, invita a la comunidad universitaria, seminaristas, sacerdotes y público en general, a participar en el mismo “como un modo directo de apoyar que dentro de un año pueda ser declarado Doctor de la Iglesia”.

Recientemente, la Santa Sede ha aceptado la petición de la Conferencia Episcopal Española (CEE) de elevar al fraile agustino a la categoría de Doctor de la Iglesia. Así, como respaldo al proceso iniciado, la Cátedra de Teología de la Caridad Santo Tomás de Villanueva de la UCV, junto con la Federación Agustiniana Española, el Colegio Mayor Seminario de la Presentación y Santo Tomás de Villanueva de Valencia y la Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia, han organizado este encuentro, que pretende mostrar que “la doctrina del santo es realmente eminente y su testimonio de pobreza interesante, claro y evangelizador”.

Menéndez y Pelayo afirmó que Tomás de Villanueva es el último padre de la Iglesia española, sin embargo, para muchos sigue siendo un desconocido.

Es muy importante esa afirmación porque los padres de la Iglesia son aquellos que están muy próximos a los evangelios y a la vida del Señor, y es el caso de Tomás de Villanueva.

Por eso hay que animar a la gente a participar en el congreso, porque está muy olvidado, siendo un santo muy relevante para todos los cristianos; hemos de impulsar que sea conocido y que sea imitado, por ejemplo, en la fundamentación de su vida en la eucaristía y en la devoción a la Virgen María, que le llevó a formar sacerdotes y sobre todo a ser el pastor de los más pobres.

Cuando murió dicen que toda Valencia era un gemido, que toda la ciudad se agolpó a puertas del Palacio Arzobispal llorando la muerte del santo. Por algo sería, ¿no?

Precisamente, la UCV creó hace tres años una cátedra con su nombre para reivindicar su figura

Sí, y hemos organizado conferencias sobre él y dos congresos internacionales sobre pobreza, hambre y sostenibilidad, dirigidos por José Luis Sánchez.

¿Por qué es merecedor del título de Doctor de la Iglesia?

Analizando el conjunto de sus obras, escritos y sermones, se ve que es valedor de este título: su obra es ingente y, su peculiaridad, el amor y entrega total que tuvo por los pobres.

También destaca su interés por la reforma de las costumbres, por el clero, por la educación de los moriscos…

Quien ha leído sus textos se da cuenta de que su teología, su método basado en su padre, san Agustín, es un cúmulo de saber, así como su predicación.

Además, el doctorado no solo lo pide la CEE, también es por iniciativa de los religiosos agustinos, de varias conferencias episcopales sudamericanas… Podíamos decir que gran parte de la Iglesia está pidiéndolo.

El congreso contará con el cardenal Cañizares, profesores del Centro Teológico San Agustín de Madrid y de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, religiosos agustinos…¿Qué temas van a abordar?

La relación de Santo Tomás de Villanueva con los pobres, su concepción de la vida religiosa, la caridad como centro de su teología, su figura de Arzobispo reformador, su doctrina de la justificación y su posible influencia en Trento, entre otros.

¿Su ponencia en qué va a centrarse?

En la devoción del fraile agustino a la Virgen María y en su interés por la formación sacerdotal.

En aquellos tiempos no se formaba apenas a los sacerdotes, y Santo Tomás de Villanueva creó aquí en Valencia el primer seminario del mundo –aunque algunos defienden que es el segundo- para formar a los futuros sacerdotes, porque quería que tuvieran una sólida formación doctrinal, filosófica, teológica y humana.