El profesor Turbi, de la UCV, propone “rescatar a las mujeres presas con adicciones. Son las grandes olvidadas”

El profesor Turbi, de la UCV, propone “rescatar a las mujeres presas con adicciones. Son las grandes olvidadas”

Ángel Turbi, profesor en la Facultad de Psicología y director del Master Universitario en Educación y Rehabilitación de Conductas Adictivas de la Universidad Católica de Valencia (UCV), ha propuesto “hacer visibles y rescatar a las mujeres presas con adicciones, pues son las grandes olvidadas, sobre todo por el hecho de que muchas son madres, con todas las consecuencias sociales que ello supone”.

Por ello, este experto ha propuesto “ampliar los recursos y atender a sus necesidades particulares: ser mujer, reclusa, madre, adicta y al estigma social que conllevan estas variables. Junto a esta parte social, hay que aplicar tratamientos farmacológicos ajustados, pues existen pero no son suficientes y las cárceles aún están pensadas para hombres”, ha asegurado el profesor de la UCV.

Turbi ha participado en las Jornadas de actualización de Psicología: Conductas adictivas, tratamiento del paciente dual, organizadas por la Facultad de Psicología de la UCV. La psicología dual se refiere a la relación que existe entre las adicciones y otros trastornos psiquiátricos, y este experto ha analizado la que presentan las mujeres en el contexto penitenciario.

Así, el profesor de la UCV ha asegurado que “existen diferentes perfiles entre la población reclusa: hay ex adictas, algunas nunca tomaron drogas y muchas se encuentran con metadona porque existe todavía un alto consumo de heroína. El motivo principal de recaída en el consumo de drogas se debe a problemas emocionales, fundamentalmente depresión y ansiedad, y llevan aparejados intentos de suicido y autolesiones”, ha señalado.

“EL ALCOHOL ES LA PRIMERA SUSTANCIA ADICTIVA EN LOS PACIENTES CON PATOLOGÍA DUAL”

En el encuentro, celebrado en el campus de Valencia-Santa Úrsula, ha participado también Benjamín Climent, responsable de la Unidad de Toxicología Clínica del Hospital General Universitario de Valencia, quien ha alertado sobre los problemas relacionados con el consumo abusivo de alcohol, “la primera sustancia adictiva en los pacientes con patología dual”.

“Inicialmente, el alcohol es ansiolítico, sobre todo entre las mujeres, pero es una trampa pues pronto genera más síntomas ansiosos y depresivos, con lo que se entra en un círculo vicioso. Además, provoca no sólo daño orgánico prácticamente en todo el organismo sino que hay un gran número de enfermedades relacionadas con el mismo, también psiquiátricas”, ha detallado Climent.

Abusivo, según ha detallado Climent, en el caso del adolescente es cualquier consumo y, en un adulto varón, hasta 30 ó 40 gramos de alcohol diario y, en la mujer, 20 ó 30; esto es, tres cervezas o copas de vino en los hombres y dos en las mujeres. En este sentido, ha advertido sobre el consumo en estas fechas navideñas “donde vamos a atender a una alta cantidad de intoxicaciones etílicas y la sociedad ha de darse cuenta de su coste sociosanitario”.

“LOS PACIENTES CON PATOLOGÍA DUAL REQUIEREN UNA INTERVENCIÓN INTEGRADA”

Finalmente, ha participado en la sesión -que ha presentado María José Beneyto, decana de la Facultad de Psicología de la UCV- Andrés Roig, jefe de Servicio de Psiquiatría del Hospital Casa de Salud, que ha señalado que los pacientes con patología dual requieren “una intervención global, integrada, y que no aborde los dos problemas por separado, ya que si esto pasa, no se resuelve ninguno de ellos”.

En este sentido, Roig ha apuntado que “cualquier recaída o descompensación en el uso de drogas conlleva en paralelo un agravamiento de la patología psiquiátrica, y al revés, el empeoramiento de la sintomatología psiquiátrica conlleva una modificación y un agravamiento del consumo de drogas”.