La Fiscalía pide 118, 24 y 11 años de prisión para Pineda, Bernad y López Negrete por el caso Manos Limpias

La Fiscalía pide 118, 24 y 11 años de prisión para Pineda, Bernad y López Negrete por el caso Manos Limpias

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado 118 y cinco meses de prisión; y 24 años y 10 meses para los líderes de Ausbanc y Manos Limpias, Luis Pineda y Miguel Bernad, respectivamente, por la trama de extorsión con la que coaccionaron a personas y entidades bancarias. Los acusados, dirigidos por Pineda, se dedicaron a pedir cantidades de dinero a cambio de retirar acciones judiciales. Una de las personas coaccionadas fue la Infanta Cristina, a quien ofrecieron retirar la acusación de Manos Limpias en el caso Nóos a cambio de dos o tres millones de euros.

En su escrito de acusación, presentado este miércoles, el Ministerio Público también pide 11 años y 11 meses de prisión para la abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete, la letrada que ejerció la acusación del pseudosindicato contra Doña Cristina como cooperadora necesaria, la única razón que sentó en el banquillo de los acusados a la Infanta. López Negrete actuó de forma «concertada y coordinada» con el líder de la trama, Pineda, y participó en las presiones a BBVA, a una de cuyas juntas de accionistas acudió para reventarla. El fiscal explica como Pineda y su equipo presionaron al entorno de la Infanta, una estrategia de la que era conocedora López Negrete, quien informaba del caso a Pineda y a Rosa Isabel Aparicio.

La relación entre Ausbanc y Manos Limpias comenzó a finales de 2012 y comienzos de 2013 y llegó al punto de que la entidad de Pineda financiaba al pseudosindicato «para utilizarlo en beneficio propio, es decir, con la finalidad de ejercer presión personándose como acusación popular contra determinadas entidaes o personas para lograr que éstas firmaran acuerdos de colaboración publicitaria o de otro tipo con Ausbanc», según el relato del Ministerio Público.