Turquía asegura que ha impedido el paso a Siria a 325 españoles inmersos en Daesh

Turquía asegura que ha impedido el paso a Siria a 325 españoles inmersos en Daesh

El Gobierno de Turquía impidió la entrada a su territorio de 325 individuos de nacionalidad española por considerarles «afiliados a Daesh» que podían cruzar la frontera con Siria para unirse a la movilización yihadista.

Fueron interceptados en el marco de una estrategia de inteligencia contra el terrorismo y el crimen organizado puesta en marcha a partir de abril de 2014 para «evitar las amenazas de seguridad» creadas por los combatientes extranjeros alistados en el autodenominado Estado Islámico en tránsito hacia las zonas de conflicto y de regreso de ellas.

El recuento de estos «sospechosos», -que Turquía cifra en 7.928 en Europa, 53.781 en todo el mundo, que luego «envió a sus países de origen»- reclama atención sobre la existencia de lo que los investigadores señalan como el importante grupo de «frustrados» que se prepararon mentalmente para convertirse en guerreros de Daesh, pero fueron frenados en su intento, una gente que, alertan, «buscará otras vías para cumplir sus objetivos».

El dato de estos 325 que vieron su ruta interrumpida consta en el informe «La lucha de Turquía contra Daesh» del Ministerio del Interior turco fechado en julio, coincidiendo con la gran victoria para el colapso del califato que supuso la liberación de Mosul, y figura como una categoría aparte de los entre 204 y 220 españoles o residentes en España que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado saben positivamente que se han llegado a introducir en Siria e Irak.

También es un cómputo separado de los que 21 que Turquía ha arrestado y deportado a nuestro país, la mayor parte las veces atendiendo a ordenes internacionales de detención (OID) previamente emitidas desde Madrid.