El Cardenal Cañizares, en la UCV, aboga por una revisión de la Constitución sin cambiar “sus principios”, surgidos “de la reconciliación de todos los españoles”

El Cardenal Cañizares, en la UCV, aboga por una revisión de la Constitución sin cambiar “sus principios”, surgidos “de la reconciliación de todos los españoles”

Catedráticos y profesores universitarios de diferentes ramas del derecho, así como representantes de importantes instituciones valencianas participan esta semana en el I Congreso Nacional en torno a la Constitución Española de 1978 organizado por la Universidad Católica de Valencia (UCV), que ha sido inaugurado por el Cardenal Arzobispo de Valencia Antonio Cañizares, Gran Canciller de la UCV.

Frente a las voces políticas y sociales que defienden una modificación de la Constitución, el Cardenal Cañizares ha abogado en el acto de inauguración por una revisión de la Constitución “que no modifique los principios, valores y libertades con los que nació”, surgidos “de un afán de concordia, reconciliación y anhelo de libertad de todos los españoles”.

En ese sentido, ha remarcado que, aunque algunos puntos de la Carta Magna “podrían ser perfilados un poco más”, los principios básicos en los que esta se asienta son “difícilmente reformables”.

En este sentido, el Cardenal ha expresado su deseo de que la Constitución siga siendo, “por mucho más tiempo, el gran apoyo a esa unidad y concordia que ella misma alienta y confirma, porque los principios, libertades y valores que nos ofrece van más allá de un consenso que puede producirse en un momento u otro de la historia”.

El Gran Canciller ha recordado que la Constitución de 1978 surgió de un afán de concordia y reconciliación entre todos los españoles”, y que en su base de estuvo el ánimo de confeccionar “un texto que fuese de todos y no de unos frente a otros, o sobre otros, como se habían aprobado anteriores constituciones”.

EL CARDENAL, EN DEFENSA DE LA DIGNIDAD HUMANA

En este punto, el Cardenal ha destacado los principios de la unidad de España (art. 2) y el de la dignidad de la persona humana (art. 10) como “derechos inalienables por sí mismos, anteriores a la propia constitución, y que forman parte del patrimonio moral que nos configura como personas y como pueblo”.

Por otro lado, el Cardenal Arzobispo de Valencia ha subrayado que “todo proceso de cambio debe hacerse según lo previsto en el ordenamiento jurídico. Pretender unilateralmente alterar este ordenamiento jurídico, en función de una determinada voluntad de poder local o de cualquier otro tipo, es inadmisible”.

Además, el Cardenal Arzobispo de Valencia felicitado a la UCV por la organización de este congreso y ha instado a “no olvidar” los orígenes de la Constitución del 78, que son “de reconciliación y afirmación de derechos”.

“Sin la persona humana, sin el respeto y la promoción del bien común, sin la verdad y la libertad que esta genera, la democracia está en peligro”, ha concluido.

En la inauguración del Congreso, que se desarrolla en el salón de actos del campus Valencia- San Juan y San Vicente, también ha participado el vicerrector para la Investigación y Docencia de la UCV, Ginés Marco, y el decano de la Facultad de Derecho, José Manuel Pagán.