El desafío separatista se convierte en la segunda preocupación de los españoles

El desafío separatista se convierte en la segunda preocupación de los españoles

La preocupación por el desafío independentista en Cataluña se disparó justo después del referéndum ilegal del 1 de octubre. Ese día pudo verse cómo votaron miles y miles de personas, pese a que el Gobierno había garantizado que no habría consulta. El último barómetro del CIS, realizado entre los días 2 y 11 de octubre coloca la independencia de Cataluña como segundo problema nacional, solo detrás del paro.

En mayo, el separatismo catalán estaba muy lejos de ser considerado uno de los principales problemas de España, y en la tabla que elabora el CIS se quedaba en un 0,9 por ciento, que eran los ciudadanos que lo colocaban entre los tres primeros problemas.

En septiembre pasado, ese porcentaje ya subió al 7,8 por ciento, después del «golpe» llevado a cabo en el Parlamento autonómico catalán, para imponer la ley del Referéndum y la ley de ruptura, los días 6 y 7 de ese mes.

Pero ha sido en octubre, justo después del referéndum, cuando la preocupación se ha disparado hasta el 29 por ciento. En el periodo del trabajo de campo empezó a producirse la fuga masiva de empresas de Cataluña, y los independentistas confirmaron que estaban dispuestos a llegar hasta el final en su desafío al Estado de Derecho.

Solo el paro, con un 66,2 por ciento, la cifra más baja desde 2008, supera al desafío independentista entre las preocupaciones de los españoles. Por detrás del paro y el separatismo se sitúan la corrupción y el fraude (28,3 por ciento), los políticos (27,5) y la crisis económica (21,9).