Puigdemont anuncia la secesión en un Parlamento catalán rodeado por al ANC

Puigdemont anuncia la secesión en un Parlamento catalán rodeado por al ANC

Carles Puigdemont ha anunciado la secesión y acto seguido ha procedido a suspender sus efectos para abrir una “vía de negociación”. Lo ha hecho en el Parlamento de Cataluña, donde ha plasmado la fórmula escogida para anunciar la secesión de Cataluña (DUI). El presidente de la Generalitat ha dado cuenta del resultado del referéndum ilegal del 1-O y sus efectos prácticos en una sesión plenaria extraordinaria, sin votación. El debate político se ha limitado a estos supuestos efectos prácticos, cuya respuesta del Gobierno será la aplicación del artículo 155 de la Constitución con la consiguiente intervención administrativa de la Generalitat.

Para arropar a Puigdemont en la defensa de sus promesas y «velar» por el estricto cumplimiento de lo que Junts pel Sí (JpS) y la CUP firmaron, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) convocó a sus partidarios a concentrarse a las puertas del Parlamento autonómico, hoy, a la misma hora del pleno, «en defensa del resultado del referéndum». De esta forma, las movilizaciones a favor de la secesión se reactivan, pese a que en los últimos días el presidente autonómico no ha dejado de recibir ruegos para que no dé un paso que pueda suponer el fin del autogobierno catalán. Las palabras que pronuncie hoy Puigdemont se consensuaron, con reuniones ayer mismo, entre la ANC, Òmnium y el resto de partidos secesionistas.

Así, en la misma línea que la ANC, los dirigentes de la CUP han mostrado su rechazo a la posterior suspensión de los efectos de la independencia que Puigdemont ha decretado.

La CUP ha recordado «los acuerdos políticos» firmados y que, tal y como dijo ayer Benet Salellas, permitieron a JpS aprobar unos presupuestos que no eran los que quería la CUP y solventar una cuestión de confianza de Puigdemont gracias a los votos de la CUP. El diputado autonómico antisistema fue muy claro: «Cabe aplicar el resultado del referéndum. El 1-O ganó el “sí” en número de votos, en el porcentaje y en el del censo total. La declaración de independencia para nada debe ser simbólica, retórica o accesoria». También desde Demòcrates, la escisión independentista de Unió, se abogó por aplicar sin contemplaciones el 1-O y declarar hoy la independencia sin frenos ni suspensiones. Antoni Castellà, su portavoz, advirtió de que no queda otra opción: «Ni declaraciones diferidas ni declaraciones simbólicas».