Respaldo internacional unánime al Gobierno frente al golpe de la Generalitat

Respaldo internacional unánime al Gobierno frente al golpe de la Generalitat

Aunque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha asistido a la cumbre europea informal de Tallin, los jefes de Estado o de Gobierno han multiplicado desde la capital estonia los mensajes de apoyo hacia su gestión de la crisis catalana.

Ningún dirigente comunitario ha dudado a la hora de considerar que en España debe respetarse el orden constitucional y que el referéndum que promueve la Generalidad carece de legitimidad. Sin dejar de considerar la crisis como un asunto interno de España, los líderes europeos han enviado señales inequívocas de que no miran con ninguna simpatía lo que están haciendo los independentistas catalanes.

El secretario de Estado de Asuntos Europeos, Jorge Toledo, que es el representante español en esta reunión, no ha necesitado ni siquiera concertar reuniones bilaterales. Varios líderes europeos se le han acercado, en ocasiones ante las cámaras de televisión, para trasladarle su apoyo expreso a Mariano Rajoy. La misma canciller alemana, Angela Merkel, o el presidente francés, Emmanuel Macron, están entre los que le han hecho llegar directamente mensajes de simpatía hacia el Gobierno de España en estos momentos.

La presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, fue una de las primeras en llegar a la sede de la reunión con un mensaje de apoyo a España en relación con la tensión política en Cataluña. «No es fácil. Es un asunto sensible. Les deseamos a los españoles que permanezcan fuertes», declaró a la prensa.

Uno de los que fue más explícito en sus comentarios fue el presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, que sigue muy de cerca la situación porque podría tener repercusiones en la convivencia de distintas minorías nacionales en su propio país: «No tengo miedo –dijo– pero es un tema que nos afecta a todos y estoy convencido de que Mariano Rajoy está haciendo un trabajo excelente. El lunes sabremos más pero para mí es muy importante mantener a Europa unida. No le hace bien a nadie tener partes de la UE yéndose de la UE a través de referéndums de este tipo». Normalmente, los jefes de Estado o de Gobierno son muy reacios a hacer comentarios sobre aspectos de la política interna de otros países, precisamente para no dar pie a que nadie se dedique a comentar sobre el suyo, pero el hecho de que insistan en considerarlo como «un asunto interno de España» debe interpretarse como un apoyo expreso a lo que está haciendo el Gobierno español.

El presidente del Gobierno italiano, Paolo Gentiloni, lo describió perfectamente diciendo que «como estados de la UE respetamos en nuestra casa y en la casa de los demás las leyes de cada país, sin entrometernos en sus dinámicas internas, pero siempre haciendo referencia a las leyes vigentes».