La Guardia Urbana custodia las urnas de Barcelona para impedir el referéndum del 1-O

La Guardia Urbana custodia las urnas de Barcelona para impedir el referéndum del 1-O

Desde primera hora de la mañana, la Guardia Urbana custodia las urnas que guarda el Ayuntamiento de la Ciudad Condal y que son propiedad de la Administración General del Estado.Se trata de unos los talleres que el Ayuntamiento tiene en la Calle Perú de Barcelona.

Los agentes cumplen la orden de Fiscalía, que el miércoles indicó a las policías locales que debían custodiar estás urnas e impedir que fueran utilizadas en el referéndum convocado por el gobierno catalán para este domingo. En otra instrucción, se pide a Guardia Civil, Policía Nacional y policías locales que den apoyo a los Mossos d’Esquadra en lo que necesiten para precintar los 2.200 centros de votación previstos para el referéndum.

Desde la Guardia Urbana aseguran que el dispositivo desplegado simplemente es de custodia y que las urnas no serán trasladadas a ningún otro lugar. Remarcan que se trata de dar cumplimiento a la orden emitida por la Fiscalia y reiterada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que reclama custodiar ese material que es propiedad del Estado, a pesar de que “este material se guarda bastante bien”.

La Generalitat de Cataluña ha deslizado que se necesitarían unas 6.000 urnas para celebrar la consulta. Por su parte, la ley del Referéndum, suspendida por el Tribunal Constitucional, establece únicamente que las mismas tendrán que estar confeccionadas con un material resistente, es decir, que no tienen que ser del habitual metacrilato.