El Tribunal de Cuentas reclama más de 5 millones de euros a Artur Mas por el referéndum ilegal del 9-N

El Tribunal de Cuentas reclama más de 5 millones de euros a Artur Mas por el referéndum ilegal del 9-N

El Tribunal de Cuentas acaba de notificar a Artur Mas cuánto le reclama por el gasto de dinero público en la consulta ilegal del 9-N de 2014: 5.251.948,17 euros. La cantidad incluye las partidas gastadas en la consulta más los intereses generados desde entonces. El expresidente de Cataluña tiene 15 días para depositar esta cantidad. De no hacerlo, se les embargarán bienes, cuentas bancarias y su patrimonio.

La fianza tiene la peculiaridad de ser “solidaria”, es decir, que si alguno de los encartados no tiene dinero los demás habrán de responder por él. No obstante, hoy el Tribunal también ofrecerá a los abogados la posibilidad de presentar alegaciones y deja abierta la posibilidad de que alguno sea exculpado si se justifica que no participó en el desvío de dinero.

Como presidente de la Generalitat y máximo responsable de las cuentas públicas que gestionaba, el tribunal responsabiliza a Mas de todos los gastos presuntamente ilícitos en los que incurrieron un total de nueve subordinados, desde ex consejeros ya condenados por el 9-N (Francesc Homs, Irene Rigau y Joana Ortega) a responsables de menor nivel. El tribunal también les ha comunicado a ellos la cantidad que deberá depositar cada uno como fianza ante una eventual condena.

Después de Mas, la mayor fianza corresponde a Rigau por la adquisición de ordenadores portátiles: 3.044.399,09 euros. Le sigue Frances Homs, que responderá por un total de 2.127.580,09 euros correspondientes a cuatro gastos distintos. Le sigue la otra ex miembro del Govern, Joana Ortega, a la que por cinco partidas se le reclaman 839.439,75 euros.