Los trabajadores de Eulen no se conforman con El Prat: amenazan con parar todos los aeropuertos

Los trabajadores de Eulen no se conforman con El Prat: amenazan con parar todos los aeropuertos

Los trabajadores de Eulen no quieren parar en El Prat. Hablan ya de todos los aeropuertos españoles y de extender la huelga de forma indefinida.

El conflicto de los trabajadores de Eulen tiene muchas posibilidades de acabar extendiéndose a otros grandes aeropuertos españoles, entre los que se encuentra Barajas. Los empleados de seguridad de la compañía decidirán durante los próximos días si secundan la huelga de sus compañeros en El Prat (Barcelona).

Eulen opera en 20 aeropuertos españoles más además de El Prat, y fuentes de los empleados han advertido de que hay visos de que la huelga se termine extendiendo a más aeropuertos. “Barajas está muy caliente”, reconoce un cargo de Eulen. “UGT ha intentado reunirse con Aena para abordarlo en conjunto, mientras que CCOO se ha desmarcado”, señalan las misma fuentes, que explican que “se está intentando que se aborde la contratación con la Administración Pública en su conjunto con un mínimo de garantías”.

“150 vigilantes han puesto en hándicap a todo el sector y al Estado en lo que es una lamentable situación”, continúan desde Eulen, donde creen que a partir de ahora pueden darse dos situaciones: “Esto puede quedarse en nada o pasar a ser el inicio de una pequeña revolución en el sector”. De hecho, según las mismas fuentes, “si el laudo, tal y como se espera, iguala las condiciones, podría provocar una plaga de bajas en masa de vigilantes en El Prat”.

“Al final podríamos pagar más por las sanciones de Aena que por la reclamación de los trabajadores; y es que, en definitiva, 150 vigilantes de sindicatos independentistas han puesto en jaque a Eulen, al sector, a Fomento y al Estado, fastidiando las vacaciones a miles de españoles”, continúa un alto cargo de Eulen, que cree que está habiendo “una lamentable gestión de la crisis”.

  • ElCamelloDeFranco

    La culpa al final será de esos pobres y vagos inframileuristas por reivindicar un sueldo digno. No hablamos ya del sueldazo de los directivos, no, sino un sueldo acordé a la bonanza turística que vive nuestro país.