CIS: PSOE y Podemos remontan en intención de voto, pese a seguir el PP como primera fuerza

CIS: PSOE y Podemos remontan en intención de voto, pese a seguir el PP como primera fuerza

El PSOE ha empezado a amortizar electoralmente el triunfo de Pedro Sánchez en las primarias socialistas, según las encuestas. En concreto sube cinco puntos, según el Centro de Investigaciones Sociológicas, hasta situarse con una intención de voto del 24,9 % en el barómetro del mes de julio frente al 19,9% que registró en el último estudio correspondiente al mes de abril. Los socialistas superan así claramente el porcentaje de voto que lograron en las urnas el 26-J y que fue del 22,7% de los sufragios.

Por el contrario, el PP cae casi tres puntos (2,7) lastrado por los casos de corrupción. Los populares se anotan una estimación de voto del 28,8% frente al 31,5 que registraron en el barómetro de abril. Respecto a las elecciones de junio de 2016 caen 4,2 puntos porcentuales.

Unidos Podemos, por su parte, logra un leve ascenso de 0,6 puntos y se apunta una intención de voto del 20,3% frente al 19,7 de hace tres meses.

Ciudadanos, al igual que el PP desciende, aunque ligeramente. Así, la formación naranja logra en este CIS una previsión de voto del 14,5% es decir cuatro décimas menos que en abril. No obstante, este dato supera en 1,4 puntos el que obtuvieron en las urnas el 26-J.

Los socialistas parecen alejar por el momento el fantasma del sorpasso por parte de la formación de Pablo Iglesias. Ahora, según el Centro de Investigaciones Sociológicas, se sitúan 4,6 puntos por delante de Unidos Podemos, estableciéndose con comodidad como segunda fuerza política tras el PP.

Los populares, pese a todo, siguen siendo la opción favorita a cuatro puntos (3,9) del PSOE, sin embargo su estimación electoral no deja de caer desde el pasado mes de enero. Ahora, de acuerdo con los datos del barómetro, sus previsiones sumadas a las de Ciudadanos, el otro partido del centro derecha con el que Rajoy suscribió un pacto de investidura, acapararían el 43,3% de los votos, frente al 45,2% que lograría el bloque de izquierdas conformado por el PSOE y Unidos Podemos.