Se empieza a reconocer el derecho a no contestar al teléfono ni a los mails fuera de horario laboral

Se empieza a reconocer el derecho a no contestar al teléfono ni a los mails fuera de horario laboral

Empieza a llegar lo que se conoce como desconexión digital. Los trabajadores de Axa Seguros no tendrán que atender llamadas en su teléfono corporativo ni responder emails de trabajo tras finalizar su jornada laboral, según reconoce en el artículo 14 su nuevo convenio colectivo para el periodo 2017- 2020.

El grupo internacional francés se convierte así en la primera empresa que opera en España que reconoce el derecho a la desconexión digital. “Salvo causa de fuerza mayor o circunstancias excepcionales, AXA reconoce el derecho de los trabajadores a no responder a los emails o mensajes profesionales fuera del horario de trabajo”, asegura el nuevo convenio, pactado entre la dirección de la compañía y el sindicato mayoritario en la empresa (CCOO).

En Francia este derecho es ya una realidad desde enero. La reforma laboral que entró en vigor a principios de año regula el uso de las tecnologías de la comunicación profesionales fuera del horario laboral, de modo que los trabajadores puedan disfrutar de su tiempo de descanso sin tener que estar pendientes de los dispositivos electrónicos de uso profesional.La normativa francesa obliga a las empresas a poner en marcha herramientas de regulación de los medios digitales, aunque no incluye medidas concretas ni prevé sanciones para las compañías incumplidoras.

  • Salba

    El derecho a la desconexión digital no es el derecho a no atender el teléfono o el correo profesional fuera del horario de trabajo, eso ya está regulado en el Estatuto de los Trabajadores. Allí se regula la jornada laboral y las horas extraordinarias, por lo que el derecho a no trabajar fuera de la jornada de trabajo ya está recogido.
    El derecho a la desconexión digital consiste en no recibir llamadas o correos profesionales fuera de la jornada laboral, para no tener que elegir entre defender tus derechos o quedar bien con la empresa. Lo demás, como es el caso de este convenio “pionero”, es vender humo.