Junqueras, Guardiola y la mentira contra España… Por CARLOS CUESTA

El pasado domingo fue Guardiola el autor de la parodia separatista. El mismo deportista que no dudó en lucir -y cobrar por ello- la camiseta de lo que ahora denomina “Estado autoritario”; el mismo cuya hermana acaba de ser nombrada ‘embajadora’ de la Generalitat en los “países nórdicos” con más de 80.000 euros anuales; y el mismo que cobró en Qatar -país acusado por países musulmanes de apoyar el terrorismo- vistiendo durante dos temporadas los colores del Al-Ahli; ese mismo fue el que cargó, puño en alto, contra la supuesta violación de derechos en España y pidió el amparo de “Europa” y “el mundo” entero.

Pero la parodia sigue. Y suma sin cesar capítulos memorables.
Como el de unos señores -los de la Generalitat- que el pasado viernes anunciaban a bombo y platillo un referéndum -con fecha, pregunta y todo- y para pasmo generalizado, dejaban sin firmar, casualmente, el decreto oficial.

Como el de Oriol Junqueras que, en ese mismo acto, afirmaba que “estamos delante de un Estado que niega el derecho de los catalanes a votar”, para reconocer acto seguido que han podido trasladar su petición 18 veces, porque es la propia Constitución, votada en Barcelona por el 90,38%, en Gerona por el 89,78%, en Lérida por el 91,34% y en Tarragona por el 90,99%, la que se lo prohíbe. Como el del mismo vicepresidente catalán, aludiendo a la supuesta “guerra sucia” del Estado contra los líderes independentistas. Cuando todos los Pujol han campado a sus anchas durante décadas -y muchos lo siguen haciendo- sin que nadie se atreviese a rozarlos, no fuese a ser que se fastidiase el préstamo de votos en el Congreso. Cuando Junqueras calificó de Estado “ineficiente e injusto” a España y de país opresor que “nos impide tomar medidas para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, que nos impide resolver los casos de pobreza energética”. Cuando Cataluña ha recibido, por ahora, de toda España un rescate de 63.000 millones desde 2012 y, de ellos, más del 70%, para evitar el descalabro de su Sanidad, Educación y Servicios Sociales. O cuando no dudó en afirmar que el Gobierno se ha ventilado el fondo de reserva de la seguridad social y amenaza con quebrar las pensiones catalanas. Y resulta que Cataluña es la autonomía más deficitaria en pensiones de toda España y, una vez más, gracias a la caja única y a la reasignación de 3.193 millones a esta comunidad, se consigue evitar que las pensiones en ese territorio bajen de media 144 euros mensuales.

Una parodia falsa y lamentable. Pero que cala. Porque nadie se ha preocupado de combatir allí la mentira continua.

Columna publicada por Carlos Cuesta en El Mundo.