Nueva pitada al himno de España y al Rey en la final de la Copa

Otro año más, pitada monumental al himno de España y al Rey. En esta ocasión, por parte de la afición del Barcelona y de gran parte de los aficionados vascos, representados por los seguidores del Deportivo Alavés. Aunque en esta ocasión se han podido apreciar numerosas banderas de España portadas por los seguidores alavesistas.

Centenares de esteladas surgieron de los asientos de la afición culé cuando se interpretaba el himno, como sucedió en 2009, 2011 y 2014 en Valencia, como en 2012 y 2016 en Madrid y como en 2015 en el propio Camp Nou. Nada cambia en este prólogo de partido cuando, sobre todo, el conjunto azulgrana es protagonista.

Una vez más volvió a suceder lo de siempre, que algunos ligeros aplausos apenas se escucharon en el Vicente Calderón, la última vez que un partido de este estilo se disputa en el recinto rojiblanco, a mejor vida a partir de esta noche de sábado, una noche en la que volvió a surgir de la nada el mismo problema de siempre: mezclar política con deporte.

El Rey Felipe VI, que también ha sido pitado en su aparición en el palco de honor, preside el encuentro desde el palco del estadio Vicente Calderón, que no se ha llenado para la final de Copa y que acoge el último partido oficial de su historia más de 50 años después de su inauguración el 2 de octubre de 1966.