Madrid y Valencia quieren un PP más abierto a la militancia

Madrid y Valencia quieren un PP más abierto a la militancia

El PP de la Comunidad Valenciana y el PP de Madrid no ven suficiente el cambio de modelo de elección interna en el partido en el Gobierno. Para ellos, el esquema de doble vuelta, en el que la decisión final sigue dependiendo de los compromisarios y no de los militantes, no cumple con las expectativas de los votantes y están dispuestos a liderar en el congreso de febrero la exigencia de dar más pasos en la regeneración del partido y de mayor democracia interna.

Lo harán a través de la presentación de enmiendas a la Ponencia Política y de Estatutos, y no descartan insistir en su reivindicación de un militante, un voto, pese al sistema de doble vuelta propuesto por la dirección.

Según este último, primero las bases votarían el candidato o candidatos a presidente y después lo harían los compromisarios. Fuentes de ambos territorios ratifican su intención de registrar enmiendas como organización, pidiendo ir más allá de la propuesta de los nuevos estatutos.

Su propuesta, sin embargo, no parece que vaya a contar con el respaldo del resto de las principales direcciones territoriales del PP, que han optado por no presentar nada para que lo hagan, únicamente y de manera personal, sus compromisarios.

Andalucía y Galicia ya han tomado esta decisión. Castilla y León lo debatirá el lunes pero, probablemente, la posición sea la misma. Y no se prevén tampoco enmiendas del PP extremeño y del catalán. Esta circunstancia deja en manos de Madrid y Valencia la defensa de más avances en los estatutos.

Por su parte, Isabel Bonig y Cristina Cifuentes han apoyado firmemente dar mayor participación a las bases del partido con el modelo de un militante, un voto.